Cintruénigo

Actualmente es uno de los últimos reductos de la garnacha en Navarra y en la ribera. Estuvimos buscando mucho hasta encontrar la viña que nos interesaba. Fue nuestro amigo Ladislao Montiel quien nos dijo que un familiar suyo tenía una viña vieja y bonita en un terreno muy bueno. Era todo cierto.

 

 

La viña se encuentra en el paraje los portillos donde el cierzo no perdona y las volanderas se amontonan.

 

 

Es la última del término de Cintruénigo hacia Tudela y de ella sale el Sonrojo, el Volandera y el Cientruenos, todos D.O. Navarra. Como es difícil encontrar quien te cultive correctamente una viña en vaso y sin mecanizar, decidimos remangarnos y ponernos manos a la obra. El cultivo que hacemos es tradicional introduciendo algunas mejoras para obtener la calidad que queremos. Nos poda Eugenio Muñoz que es de Cabretón y se ha críado entre viñas. Sarmentamos a mano, nos labra bien entrada la primavera nuestro amigo Santiago Peral. Apostamos por una buena viticultura para que las enfermedades no nos ataquen. No utilizamos herbicidas, muestra de ello son las volanderas que nos dejan esgarringlaos durante la vendimia.